tratamientosTratamientos medico-esteticos

Abdominoplastia

La abdominoplastia es una de las intervenciones más comunes en el campo de la cirugía estética y es que son numerosos los factores, como el embarazo o un cambio brusco de peso, que pueden contribuir a un aumento antiestético del abdomen, el descolgamiento de la pared abdominal o una perdida de elasticidad de la zona.

¿EN QUÉ CONSISTE?
La cirugía consiste en extirpar todo el exceso de piel y grasa corrigiendo la flaccidez muscular.

Hay varias formas de tratar este problema. En los casos de un exceso de piel y grasa se opta por la Dermolipectomía. La intervención consiste en extraer la piel y la grasa de la parte inferior del abdomen a través de una incisión realizada por encima del pubis.

En los casos donde existe un exceso de grasa pero no de piel se escoge la Minilipectomía con la que se consigue una cicatriz más pequeña que en el anterior caso. Si por el contrario el paciente tiene un exceso de piel pero no de grasa, la liposucción es la mejor solución evitando así la cicatriz.

Por todo ello el cirugano debe estudiar en cada paciente el estado muscular, la flacidez de la piel y la cantidad de grasa para así seleccionar la técnica con la que mejores resultados obtendremos.

¿CÓMO SE REALIZA?
La intervención se realiza bajo anestesia general y tiene una duración aproximada de 4 horas. Se realiza una incisión en la zona superior al pubis de una cadera a otra y a través de ella se extrae el exceso de piel y grasa de la parte media y baja del abdomen. También se realiza una segunda incisión alrededor del ombligo para poder separarlo de los tejidos.

A continuación se separa la piel de la pared abdominal y se tensan los músculos para lograr un abdomen firme y una cintura más estrecha. La piel se estira hacia la zona del pubis extirpando todo el exceso.

Para terminar se coloca un vendaje y un tubo de drenaje para eliminar el exceso de fluidos.

POSTOPERATORIO
Según el tipo de operación que se realice varía el tiempo de estancia en la clínica. En el caso de la dermolipectomía, el ingreso es de un día y el paciente podrá retomar su rutina a las dos semanas. Cuando se realiza una liposucción, la estancia es de 6 horas aproximadas y a los dos días el paciente ya puede tener una actividad normal.

Tras la intervención se realiza un masaje de drenaje linfático y se aplica una hidratante en la zona abdominal.  
Después de quitar el vendaje es recomendable llevar una faja opresiva durante los primeros días. El abdomen presentará una inflamación y puede acarrear alguna leve molestia.

Los puntos de sutura serán retirados durante la primera semana mientras que los puntos internos no se extraen hasta la tercera semana.

CONTRAINDICACIONES
El paciente no podrá realizar ejercicio hasta los primeros tres meses siendo muy recomendable la práctica de la natación.

Entre el tercer y sexto mes es muy común que la cicatriz empeore de aspecto. No será hasta pasado el año cuando la cicatriz se aclare y se aplane.

RESULTADOS
Un abdomen más plano firme y una cintura más estrecha. La cicatriz queda en una zona que es cubierta por la ropa interior por lo que no es perceptible.

Los resultados serán permanentes siempre que el paciente cuide su dieta y realice ejercicio.

Majadahonda: Norias, 80 . Tel. 91 636 26 70