tratamientosTratamientos medico-esteticos

Pecho

AUMENTO DE PECHO

El aumento mamario es uno de los procedimientos más demandados en las clínicas de medicina estética y es el método para mejorar y corregir el tamaño y la figura del pecho. El paciente no sólo busca un aumento de volumen sino que puede corregir otras anomalías como el descolgamiento, el exceso de piel tras el embarazo, igualar el tamaño de los senos o corregir secuelas de otras intervenciones.

¿EN QUÉ CONSISTE?
Consiste en la implantación de prótesis mamarias siempre buscando un resultado natural por lo que se estudia las dimensiones corporales del paciente para saber la perfecta proporción que deben de poseer los pechos.

Los implantes utilizados en Smalia están homologados y cuentan con la máxima garantía de seguridad y certificado de calidad. Existen diferentes tipos: anatómicas, biodimensionales, ovaladas… dependiendo de las necesidades de cada paciente se selecciona una u otra. En todos los casos los implantes son texturados y de gel cohesivo.

La implantación de la prótesis puede realizarse bajo la glándula mamaria o detrás del músculo pectoral. El cirujano estudia cada caso para saber que tipo de intervención es la más recomendable, la menos agresiva y la que menos cicatriz dejará.

Se recomienda realizarse la intervención superados los 18 años ya que es cuando el desarrollo mamario ha llegado a su fin.

¿CÓMO SE REALIZA?
La operación de aumento de pecho se suele realizar con anestesia general y dura aproximadamente hora y media.

La incisión puede realizarse alrededor de la areola, bajo el pecho o en la axila, de esta forma la cicatriz será invisible posteriormente. A través de esta abertura se levanta el tejido mamario y se coloca la prótesis. Finalmente se colocan unos tubos de drenaje.

PREOPERATORIO
Antes de la intervención se procede a un estudio completo de la mama a través de una mamografía y realizando una analítica completa y un electrocardiograma.

El especialista evaluará el tamaño y la forma del pecho, así como la firmeza de la piel, para determinar cómo se procederá durante la intervención y el tamaño del implante.

POSTOPERATORIO
Durante el primer día la paciente debe llevar un sujetador deportivo a modo de vendaje y podrá hacer una vida normal siempre que sus movimientos y esfuerzos no repercutan en el pecho.

El drenaje será retirado en unos días y la normalidad completa se alcanza transcurridas tres semanas.

CONTRAINDICACIONES
Uno de los problemas más comunes es que nuestro organismo se defienda ante la existencia de un cuerpo extraño contrayendo la cápsula que se genera alrededor del implante. La cápsula empieza a ejercer presión sobre el implante haciendo que la mama adquiera una consistencia dura. Para solucionarlo se debe remover o romper la capsula y en algunos casos reemplazar el implante.

Los puntos de sutura se retiran entre los 7 y 14 días aunque el edema no cede completamente hasta transcurridas seis semanas.

Es normal tener una sensación de ardor en los pezones durante las dos primeras semanas y en algunos casos se pierde sensibilidad, algo que va remitiendo temporalmente.

La exposición directa al sol es perjudicial a la cicatriz. Con una buena protección se podrá tomar el sol después de tres semanas.

Es muy poco frecuente que la prótesis se rompa. Si está rellena de suero, el cuerpo es capaz de reabsorberlo rápidamente Si contenido es de silicona puede que la cápsula que ha formado el organismo no se rompa y no notemos ningún cambio. Si se ha sometido a mucha presión, seguramente se haya roto y notaremos como el volumen de la mama disminuye. En todos los casos será necesario una nueva intervención para realizar un nuevo implante.

RESULTADOS
Un pecho de aspecto natural que armoniza con el cuerpo de la mujer tras una mejora en el tamaño y en la forma.

REDUCCIÓN DE PECHO

En muchas ocasiones el exceso de pecho acarrea problemas de salud tales como molestias en la espalda y cuello, irritaciones en la piel del surco mamario, estrías, problemas respiratorios… sin contar con los trastornos psicológicos que pueden acompañar a esta alteración estética.

¿EN QUÉ CONSISTE?
La reducción de pecho es la intervención ideal para las mujeres con un pecho demasiado grande o muy caído a través de la cual se elimina grasa, tejido glandular y piel. La operación además puede reducir el tamaño de la areola.

¿CÓMO SE REALIZA?
La operación se realiza bajo anestesia general y tiene una duración aproximada de 4 horas.

El cirujano estudia la elasticidad de la piel ya que de ella dependerá que el pecho se mantenga fijo en su sitio tras la operación y que no vaya cayendo con el paso del tiempo.

Si se determina que la reducción de volumen es pequeña, basta con una única cicatriz alrededor de la areola. En el caso en que la reducción sea mayor se realiza además otra cicatriz vertical que irá desde la areola hasta el surco submamario. Sólo en los casos más excesivos se realizará una nueva incisión en la zona submamaria.

A través de estas aberturas el cirujano extrae todo el tejido glandular que sea necesario así como el exceso de piel. Posteriormente se pasa a situar en su nueva ubicación los pezones y areolas manteniéndolas unidas a sus nervios y vasos sanguíneos para que la paciente siga manteniendo la misma sensibilidad.

Al terminar la operación se coloca un drenaje.

POSTOPERATORIO
Después de la intervención se coloca un vendaje compresivo que se mantendrá durante una semana. Los puntos de sutura no se retiraran hasta pasadas las dos semanas y el edema cede por completo a las seis semanas.

A los dos días el paciente puede realizar una vida normal aunque en el caso de las actividades deportivas se recomienda esperar al menos un mes.

Es necesario el uso de un sujetador armado, tanto de día como de noche, durante los dos primeros meses.

CONTRAINDICACIONES
Las mamas pueden doler un par de semanas y es natural que en la primera menstruación las mamas se hinchen y duelan. También es común sentir un ardor y una disminución de sensibilidad en los pezones durante los primeros quince días.

Durante las dos primeras semanas no es conveniente tener relaciones sexuales ya que pueden inflamar las incisiones.

No se puede tomar el sol hasta transcurrido el primer mes y la cicatriz no puede ser expuesta directamente al sol durante el primer año.

Esta operación no está recomendada para mujeres que quieran dar el pecho tras el embarazo.

RESULTADOS
Un pecho más pequeño, de aspecto firme y armonioso con el resto del cuerpo. El paciente se olvida de los problemas de espalda y hombros o las alteraciones de la piel que sufría con un pecho excesivamente grande.

ELEVACIÓN DE PECHO, MASTOPEXIA

Son variados los factores que pueden hacer que el pecho pierda su elasticidad y firmeza: el embarazo, la lactancia, un cambio brusco de peso, la edad… A medida que la piel pierde su elasticidad el pecho pierde sus formas y tiende a caer.

¿EN QUÉ CONSISTE?
La mastopexia consiste en la elevación del pezón y la areola a la altura deseada. Cuando no existe el suficiente tejido mamario, o éste no tiene la consistencia requerida, será necesario la inserción de un implante para conseguir un buen resultado. También puede aprovecharse la intervención para reducir el tamaño de las areolas.

¿CÓMO SE REALIZA?
La intervención es realizada con anestesia local, tiene una duración aproximadas de 3 horas y requiere una hospitalización de una noche.

La incisión se realiza alrededor de la areola, en una línea vertical hasta el surco mamario y alrededor de éste. A través de estas aberturas se extrae el exceso de piel situándose posteriormente el pezón y la areola en el lugar correcto.

POSTOPERATORIO
Después de la operación se coloca un vendaje y en algunas ocasiones un drenaje. Se recomienda el uso de un sujetador armado, tanto de día como de noche, en los siguientes dos meses.

La paciente podrá retomar su rutina diaria a los dos días de la intervención aunque las molestias en los pechos pueden extenderse durante dos semanas.

Los puntos de sutura se retiran entre la primera y la segunda semana y el edema desaparece por completo a las 6 semanas.

CONTRAINDICACIONES
Es normal perder sensibilidad en los pezones, aunque es algo temporal que irá remitiendo con el paso de los días.

No se puede tomar el sol hasta transcurrido el primer mes y la cicatriz no puede ser expuesta directamente al sol durante el primer año.

RESULTADOS
Un pecho natural y estético que recupera su firmeza y su tono muscular.

Majadahonda: Norias, 80 . Tel. 91 636 26 70