tratamientosTratamientos medico-esteticos

Minilifting Facial

A medida que envejecemos, el estrés diario, nuestros hábitos alimenticios, la exposición nociva del sol y los efectos de la gravedad van dejando su huella en el rostro. Aparecen así algunas señales de edad en nuestra cara como los surcos profundos entre la nariz y la boca o el descenso de las mejillas. Estos cambios naturales pueden frenarse al eliminar el exceso de grasa y al tensar los músculos de la cara.

Porque no en todas las ocasiones es necesario un lifting completo, Smalia ofrece la posibilidad de hacer una intervención capaz de realizarse específicamente en las zonas que queramos rejuvenecer: mejillas, arrugas de la frente, descenso de las cejas… Esta intervención es menos traumática y más suave que el denominado lifting profundo.

El paciente ideal es aquel que comienza a notar como su cara se debilita pero la piel conserva aún parte de su elasticidad. El margen de edad se encuentra entre los 40 y 70 años.

¿EN QUÉ CONSISTE?
El lifting es el procedimiento por el cual se consigue tensar la piel del rostro para reducir los pliegues y arrugas resultados del paso de los años.

¿CÓMO SE REALIZA?
Se realiza bajo anestesia local y sedación y no requiere de ingreso hospitalario. La intervención tiene una duración aproximada de hora y media.

Las incisiones se practican en el pelo, la nuca o delante y detrás de las orejas para poder ocultar a la vista las cicatrices consecuentes. Desde estas aberturas el cirugano realiza un despegamiento de la piel para tensarla y, en el caso que sea necesario, se reduce cúmulos grasos o se tensa otros músculos que presenten un aspecto flácido. Finalmente se extirpa toda la piel sobrante.

POSTOPERATORIO
Es postoperatorio es casi inexistente por lo que es muy recomendable para pacientes que necesiten recuperar su vida habitual en un par de días.

En algunos casos se coloca tras las orejas un sistema de drenaje y en otros un vendaje ligero, que se retira en dos días. Suele ocurrir que haya zonas del rostro que pierdan parte de su sensibilidad durante las primeras semanas.

Los puntos de sutura se comienzan a extraer a los cinco días y se terminan de retirar por completo alrededor del décimo.

CONTRAINDICACIONES
Tras la operación aparece una leve inflamación y no suelen existir hematomas si se utiliza la crema recomendada tanto en el preoperatorio como en el postoperatorio.

El pelo alrededor de las sienes puede quedarse más fino y la piel perder hidratación en los meses siguientes a la intervención.

Se recomienda no exponer las cicatrices al sol de forma directa durante el primer año.

RESULTADOS
Elimina el aspecto de cansancio y de tristeza del rostro rejuveneciendo por completo nuestra imagen. Las cicatrices quedan ocultas en el interior y en la parte posterior de las orejas, o en el cabello,  por lo que son completamente invisibles.

Aunque los resultados son duraderos, el rostro seguirá envejeciendo, así muchas veces la intervención puede repetirse a los 5 ó 10 años.

Majadahonda: Norias, 80 . Tel. 91 636 26 70